Almohadas para bebes: 6 razones para no usarlas

Son muchas las creencias que circulan por todo el mundo con respecto a la utilización de almohadas en los bebes, muchas de estas son falsas pero algunas de ellas son reales.







Alguno padres no ven inconveniente en que un bebe duerma con una almohada y por el contrario les parece tierno la forma en la que ellos regularmente abrazan el objeto con el que duermen, incluso existen en el mercado mundial cientos de estilos y modelo de todo tamaño y color, de estos pequeños artefactos e incluso algunos de estos prometen tener efectos favorables para el infante, pero los pediatras recomiendan abstenerse en el uso de las almohadas para bebés y niños de dos años, existen diversas razones por las cuales no se debe hacer esto.como poner almohadas para bebes



6 razones por las cuales su bebe no debe usar almohada:

1- La utilización de las almohadas puede afectar seriamente la curvatura del cuello del infante, ocasionando de esta manea lesiones serias en su postura y columna vertebral, como consecuencia tendrá inconvenientes en su etapa adulta, esto como resultado de que el cuello del niño es más pequeño en relación a la cabeza que es proporcionalmente más grande, de tal manera que el hombro impedirá que el bebé adopte una buena postura al dormir sobre una almohada para lactantes.

2 – El riesgo de asfixia ya sea por inhalación de su propio dióxido de carbono o bien por atragantarse con vómito, puede ocasionar la muerte del bebe, recordemos que al ser muy pequeños tienden a no tener buena motricidad y les costara darse vuelta cuando hayan quedado boca abajo a la almohada para bebes y es allí donde se quedara sin respiración o inhalara su propia emisión de gases, también los bebes pequeños suelen tener regurgitaciones ocasionadas por el reflujo que muchos bebes poseen en los primeros meses de vida y que ocasionalmente dura hasta pasado un año de edad, si él bebe vomitara podría ahogarse con sus mismo fluidos y morir.

almohadas de bebes







3 – Al dormir sobre una almohada él bebe puede no estar cómodo y por tal razón buscara la forma de acomodarse, esto puede hacer que el niño se mueva demasiado y quede atrapado en las rejas de la cuna y lastimarse seriamente una de sus extremidades.

4 – Contrario a la creencia popular de los padres, para un bebe no es cómodo dormir sobre las almohadas, aunque se vean sumamente tiernos y creamos que están cómodos, el sueño que tengan no les sustentara por lo que al día siguiente ese bebe tienen altas posibilidades de despertar irritado.

5 – El desarrollo de alergias también juega un factor importante en este tema, cuando lavamos la almohada o cojín para bebés, o la sobre funda, generalmente utilizamos suavizante de telas con aromas fuertes, que aunque para nosotros sean deliciosos, para los bebes no lo es, ellos que aún están desarrollando completamente el sentido del olfato, no es bueno sentir olores muy fuertes.

6 – Al dormir sobre una almohada en posición inclinado, favorece a la compresión del diafragma del bebe, teniendo como consecuencia el incremento del reflujo natural, así como también provocara apnea del sueño.

Como veras los riesgos son grandes y esto no es un juego, no utilices almohadas en tu bebe a menos que lo quieras poner en riesgo.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *