¿Cuáles son los criterios para comprar el colchón adecuado?

Dormir bien va mucho más allá de descansar el cuerpo para recuperar las energías gastadas durante el día. Es una necesidad fisiológica, fundamental para mantenerse saludable, mejorar la calidad de vida e incluso aumentar la longevidad. Durante el descanso nocturno, el organismo realiza funciones sumamente importantes, como la regeneración celular, la producción de ciertas hormonas, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

Para dormir tranquilo y conseguir que todas las funciones que realiza el cuerpo durante la noche se lleven a cabo con éxito, un buen colchón es un elemento fundamental. “Usar el colchón equivocado puede causar molestias por la noche, además de causar dolores musculares, calambres, mala circulación y hormigueo provocando microdespertares o incluso insomnio".

¿Y cómo elegir el colchón? Con la multitud de modelos disponibles, pueden surgir dudas a la hora de buscar el colchón ideal o más adecuado.

Criterios, mitos y verdades para disfrutar de un buen colchón

Cuanto más duro, mejor para la postura.

Mito. El colchón debe ajustarse al cuerpo correctamente, respetando su curvatura natural y favoreciendo su pleno apoyo, para la consecuente alineación de la columna. De esta forma, se previenen los dolores de espalda provocados por problemas posturales y se proporciona un sueño de mejor calidad, sin interrupciones durante la noche. “A la hora de elegir un colchón, es importante tener en cuenta el conjunto de materiales utilizados y sus prestaciones. El colchón no puede ser demasiado duro ni demasiado blando para adaptarse mejor a la columna vertebral. También se recomienda comprobar si tiene solo los bordes más firmes, que aseguran una mayor estabilidad al sentarse y evitan que el usuario "ruede" fuera de la cama durante la noche. Otro punto relevante se refiere a su estructura, que debe promover una distribución equilibrada del peso corporal”.

Los colchones que tienen distintas zonas de apoyo para cada región del cuerpo, con mayor refuerzo en la región de la cadera, que es la parte más pesada del cuerpo, son geniales. “Estos modelos se adaptan mejor al contorno corporal, brindan la perfecta alineación de la columna y ofrecen mayor protección a la región lumbar”, agrega.

Se puede tener una postura para dormir bien independiente del colchón

Mito. Sin un colchón de calidad cualquier postura para dormir es mala, ya sea de costado, boca arriba o boca abajo si el colchón es inadecuado el descanso no se podrá realizar en plenitud, comprometiendo además nuestro cuerpo, principalmente nuestra espalda y cadera. Según datos de blogdeldescanso.com, la postura más habitual entre los durmientes es de lado, seguida de la posición boca arriba.

postura para dormir bien

El tipo de espuma no influye en el sueño

Mito. Hay diferentes tipos de espuma en el mercado. Es importante elegir el que mejor se adapte a tu gusto personal y biotipo, evitando molestias y contribuyendo a un sueño de calidad. La espuma de látex natural del árbol del caucho, por ejemplo, es la más adecuada en cuanto a suavidad y durabilidad, además de brindar un excelente soporte corporal y mayor confort térmico, ya que está compuesta por millones de celdas abiertas, que facilitan la ventilación y la evaporación de la humedad. .

Otra espuma muy buscada en el mercado es NASA Viscoelastic. El material se acomoda al cuerpo dando la sensación de ligereza y comodidad durante el sueño. “La espuma de la NASA se amolda perfectamente al contorno del cuerpo, llenando todos los espacios, apoyando todas las partes por igual y liberando presión sobre las partes de repuesto como los hombros y las caderas”.

Exponer el colchón al sol es bueno

Mito. Si el colchón ha absorbido humedad, se recomienda colocarlo en un ambiente aireado y ventilado, pero nunca expuesto a la luz solar directa, durante un máximo de 30 minutos. El sol es un excelente agente higienizante, pero en el caso de las espumas no está indicado ya que puede oxidarlas, dejándolas amarillas y secas.

La densidad debe ser evaluada

Verdad. La primera característica que recuerdan los consumidores a la hora de comprar un colchón es la densidad de las espumas. El factor es realmente muy importante y hay que tenerlo en cuenta según el peso de cada persona. Además, las espumas de alta densidad tienen una alta resistencia a la deformación y una mayor vida útil. “Los consumidores pueden identificar el modelo indicado para cada carrocería según la información establecida por el Inmetro. En el caso de parejas, el colchón debe ser compatible con la persona más pesada para poder dormir bien ambos”.

colchón bueno - elección correcta

Los resortes marcan la diferencia en el colchón

Verdad. Los colchones de resortes son conocidos por brindar más comodidad, soporte, resistencia y durabilidad, y un colchón de espuma tiende a depreciarse más rápidamente. Hay varios modelos de muelles, pero el más buscado, por las prestaciones que ofrece, es el sistema de muelles embolsados ​​individualmente. “Este sistema es conocido por su extrema comodidad y calidad. Al ser fabricados y embolsados ​​uno a uno, los muelles no hacen ruido. Además, este modelo garantiza una mayor estabilidad y una mínima transferencia de movimientos de un lado al otro del colchón. De esa forma, si una persona se mueve de un lado de la cama, el sueño de la otra persona no se verá interrumpido”, comenta la especialista.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir
sudormitorio.com © | Políticas de privacidad | Contacto